Google maps y lo automático

Recuerdo que mi profesora de Topografía de primero cuando nos estaba explicando el funcionamiento de los niveles ópticos y electrónicos nos decía “Ojo! que sea automático no quiere decir que sea más preciso”.

El caso es que hace unos días he leído alguna noticia que se ha compartido en Linkedin y Facebook  en la que decían que una mujer en EEUU ha perdido su casa al ser demolida por una empresa que usó google maps para ubicarla.

¿Cómo es posible que una decisión tan importante no se compruebe de alguna manera? ¿No existe un visualizador de catastro en EEUU?

Que conste que en mi trabajo uso y he usado mucho google maps, pero para hacer planos de situación, estudiar la zona de trabajo, e incluso como apoyo para hacer cartografía…Aún recuerdo cuando convertir dxf a Kml era algo novedoso, cómo alucinaban los clientes cuando enviabas un plano para que lo visualizaran sobre google earth…

El caso, es que al igual que lo que comentaba con el post de aplicaciones móviles para la geomática, como profesionales que somos debemos de conocer la información que manejamos, su origen, precisión  y lo que se puede esperar de ella. Quizá pecamos de cómodos y damos por bueno algo “automático” que se puede obtener de manera más precisa dando alguna vuelta más.

 

 

 

 

Anuncios

Mapas, niños y el paradigma cartográfico.

He comenzar este post comentando que no sé nada sobre psicología ni educación infantil, por lo tanto hay que tomar este artículo como lo que es: Mera opinión de un lego en la materia. Por cierto, aprovecho este párrafo para que si alguien con más conocimientos que yo quiere comentar, lo haga y nos explique un poco.

Bien, resulta que como buen anfitrión que soy cuando vienen niños a mi casa trato de que estén los más entretenidos posible, entre otras cosas porque cuando el diablo se aburre mata moscas con el rabo, y una de las cosas que suelo hacer es sacar unos papeles, lápices y rotuladores y decir a los niños que me dibujen en un mapa cual es el recorrido que hacen desde su casa al colegio, parque, casa de un amigo…etc.

Mi sorpresa es que la visión ¿cartográfica?, tal y como la entendemos en nuestro gremio, es casi nula hasta edades muy altas, entre 10 y 12 años ( a edades más altas me dicen que les ponga la Xbox…).Sin embargo los mapas que dibujan me encantan, de hecho algunos los tengo colgados en mi corcho. Supongo que como la mayoría de las cosas todo es cuestión de practicar para mejorar una aptitud, pero es algo que me resulta sorprendente. Yo por si acaso, como buen “carto-friki” que soy le he puesto a mi hija de 2 años un mapa mundi infantil en su habitación, y la verdad es que le divierte mucho ver los dibujos de animales, barcos, aviones…

A raíz de esto me surgen algunas dudas. ¿Qué importancia tiene que se les enseñe a los niños a leer un mapa?, entiendo que si saben leer un mapa no tendrán grandes problemas en dibujarlo, ¿Quizá habría que replantearse todas las reglas cartográficas (que no dejan de ser convencionalismos inventados por adultos) para hacer mapas?, a propósito de esto me viene a la cabeza un artículo del profesor Bernabé, sobre como nos han educado para ver el relieve en los mapas iluminando desde el Nor-Oeste, algo que no es natural. También, y a propósito de esto, me viene a la cabeza que en las clases de preparación al doctorado un profesor nos comentaba que los niños tienen un pensamiento logarítmico frente al pensamiento geométrico que les es impuesto poco a poco según avanzan en los cursos. ¿Creéis que debería haber más “cultura” cartográfica entre los niños?. Khun decía que realmente se crea ciencia cuando se cambia el paradigma sobre el tema en cuestión, ¿habría que cambiar de paradigma sobre las reglas cartográficas? ¿O el hecho de que un niño hasta edades altas no sepa hacer un mapa no significa nada?

En fin, una pequeña reflexión de miércoles, por eso es el blog se llama “lo que me sale del geoide”.