El valor de los datos

Tengo la suerte de tener un compañero de profesión ya jubilado que vive en el mismo pueblo que yo. Este compañero se dedicaba a los deslindes de las líneas de término en el IGN y ha trabajado por la zona donde vivo y muchos pueblos de alrededor.

Me contaba como trabajaban antes y que para localizar los hitos y mojones de las líneas de término usaban brújulas topográficas, dando un resultado bastante bueno. Cuando los GPS irrumpieron entre la profesión de manera habitual, este compañero ya estaba jubilado.

Cuando voy de visita a su casa me enseña los aparatos con los que trabajaba, planos, cuadernos de campo de itinerarios, ortofotos antiguas…y  siempre que he charlado un rato con el y me cuenta “sus batallitas” me voy a casa dando vueltas a cuánto a avanzado la tecnología en relativamente poco tiempo, y sobre todo la accesibilidad que tenemos hoy en día a una gran cantidad de datos que antes eran impensables tener tan fácilmente.

Queremos líneas de términos: las tenemos en distintos formatos, queremos ortofotos: tenemos a nuestra disposición hasta las ortofotos del famoso vuelo americano, fotos con distintas resoluciones, fechas…queremos catastro: tenemos catastro en dxf, shp, queremos censos, alturas de edificios, batimetría, datos del océano, estudios de inundaciones….

El valor de tener estos datos hace años (y no tantos, que soy casi joven) para los que nos dedicamos a la profesión era incalculable, y además muy complicados de conseguir, sin embargo ahora mismo los tenemos a un solo “click”. Supongo que tiene sentido que en CNIG o en catastro te pregunten “¿en cuánto valoras la información que estás descargando?”

 

 

Anuncios

2 comentarios en “El valor de los datos”

  1. Hola.
    Los que hemos vivido la dificultad de comprar cartografía en el IGN y la dificultad que entrañaba la realización de un 25000, entendemos claramente que nos pregunten en cuanto lo valoramos.
    Dentro de unos años, cuando los que accedan a esta informacion, no sean de la generación de al menos haber dibujado un plano en papel, difícilmente lo valoraran.

    Me gusta

    1. Cuando yo terminé la carrera y empecé a trabajar estábamos en el momento de “transición”, se empezaba a liberar datos en internet y a permitir la descarga. La verdad es que pocas veces en esa época necesité algo que descargar porque me fui de cabeza a la obra, pero las veces que necesité algo las pasé “canutas”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s