El precio de no limpiar las lindes

Todos los que en el algún momento hemos medido o medimos fincas estamos acostumbrados a encontrarnos tantas superficies como papeles en los que aparece dicha superficie (catastro, registro, escrituras….y realidad medida).

Respecto a la superficie del registro de la propiedad y de las escrituras creo que hay poco que decir, sabe Dios como se midieron en su día y qué lindes utilizaron. No hay más que ver cualquier nota simple del registro para saber qué lindes se han utilizado: “Limita al norte con camino vecinal, al sur con la finca de los pepes, al oeste con la finca Manolo, y al este con el río Maroto el de la moto”.

Pero ¿Y catastro?. Con la nueva famosa ley  muy conocida por el gremio, resulta que voluntariamente se puede “ligar” la geometría de catastro con la finca registral en cuestión. Y aquí viene la madre del cordero: Existen mucho iluminado que en base a esto segrega con la cartografía de catastro (me la descargo, divido, y replanteo sabe Dios cómo en campo)…Bueno, en un mundo perfecto no sería mala idea pero partimos de algo que es muy arriesgado: DAR POR HECHO QUE LA CARTOGRAFÍA DE CATASTRO ESTÁ BIEN.

Hace poco he tenido que medir una parcela en suelo urbano para después segregar (es decir que el metro cuadrado es caro) y me he encontrado con que en uno de los linderos hay una diferencia de casi 3 metros de la línea de catastro con respecto a la linde real en contra del cliente. En este caso el lindero es “corto” y no supone demasiada superficie, pero en cualquier caso es una diferencia importante y subsanarlo cubre el precio de la medición de esa finca y de unas cuantas más.Osea que es rentable hacer las cosas bien por un profesional en condiciones.

Pero, ¿por qué pasa esto? porque catastro generalmente hace las divisiones con ortofotos aéreas y si tengo mi linde como una jungla el operador que dibuja la cartografía tendrá que lanzar la línea como pueda. En mi caso concreto tenía casi 3 metros de vegetación hasta el muro, justo el error que detecté.

Además esta cartografía se realiza con ortofotos que en el mejor de los casos tienen 25 cm de resolución, es decir el pixel mide 25 cm en la realidad, es decir el detalle más pequeño que ve el operador es de 25 cm, es decir una valla de apenas 5 cm se la come con patatas. 20 cm (en el mejor de los casos) de “no ver bien la valla” x 200 m = 40 m2 de error, ¿esto es mucho? si es para saber cuantas patatas te caben a lo mejor no, si es para delimitar una parcela urbana a 150 € el metro cuadrado a lo mejor 6000 € es mucho…

Así que todos a tener las lindes bien limpitas y si se sospecha de algún error en la superficie mejor contratar a los profesionales de la topografía, sale rentable.

Anuncios

Yo soy atomic land surveyor gromenagüer in the night

Pues sí amigos, a partir de ahora voy a poner esto en mi perfil de Linkedin. Parece que poner Ingeniero técnico en topografía es de “loosers”.

Está claro que, por un lado vivimos en un mundo cada vez más globalizado y por tanto con posibilidades de que revise tu perfil “alguien de fuera”, que por otro lado, y dado la situación que tenemos en España, irse al extranjero es una opción muy común o que directamente en nuestro trabajo tenemos que tratar con personal extranjero…Si se está en uno de esos casos no tengo nada que decir. Pero ¿Por qué ese afán rimbombante de poner nombres en Inglés? ¿Mola más manager que coordinador?.

Independientemente de esto, en mi afán de continua formación aprendiendo de los demás en Linkedin (léase cotilleo de perfiles) observo, sobre todo en lo relacionado con mi profesión, que es la que conozco, una descripción de puestos un tanto excesiva y obvia. E.g: “Medición con instrumental estación total de distancias y ángulos, posterior conversión de medidas a coordenadas X,Y,Z mediante programas de dibujo asistido por ordenador y programas asociados con el fin de obtener una cartografía atómica”.

Quizá alguien no familiarizado con la profesión quede impresionado, pero alguien del gremio lo verá ridículo e innecesario (al menos yo así lo veo) y me atrevo a decir que hasta cierto punto denota cierta ignorancia sobre el trabajo que se realiza.

¿Creéis que es necesario este “marketing” curricular? ¿Es contraproducente o es algo bueno? En fin….para gustos los colores.